Tránsito del intestino delgado Parte I

| 26 junio, 2012 | 0 Comments

Preparación del paciente.

  • Dieta blanda o baja en residuos durante los dos o tres días previos al examen: es lo ideal
  • Ayuno desde 12 horas antes de la exploración: se suspenden la cena y el desayuno anteriores
  • Administración de un laxante suave en la tarde anterior. Los enemas de limpieza no siempre están indicados pues dejan muchos gases en el intestino o puede quedar retenida cierta cantidad de líquido de enema
  • Suspender el tratamiento con fármacos que modifiquen el tránsito intestinal unos días antes
  • Cubrir al paciente por debajo de las crestas ilíacas

Material

  • Mesa telecomandada, escopia, palpador mecánico…
  • Chasis de 35 x 35 y 24 x 30 cm.
  • 125 kV
  • Suspensión de sulfato de bario del 100 % peso/volumen, diluida (40% producto +60 % agua), aunque la fórmula puede variar en función de la técnica de exploración.
  •  Señales indicadoras de tiempo para las placas

Tipos de exploraciones.-

  • Ingestión oral
  • Enteroclisis o perfusión por medio de sonda
  • Tránsito del ID mediante sonda
  • Doble contraste

Método oral:

  • Radiografía de abdomen simple en decúbito y en bipedestación para descartar la presencia de residuos opacos o de niveles hidroaéreos (si se sospecha una oclusión)
  • La técnica empleada puede ser mediante ingestión masiva del bario (duración inferior) o ingestión de pequeñas cantidades, “poco bario y mucha paciencia”, (duración 4-6 horas).
  • Paciente en decúbito supino: se aprovecha el desplazamiento superior y lateral del estómago para visualizar las porciones retrogástricas de duodeno y yeyuno y también se evita la superposición de las asas intestinales mediante compresión. A veces es necesario la posición de Trendelenburg para visualizar las asas ileales
  • más bajas.
  • Progresión del tránsito controlada por escopia y se practican las radiografías en la proyección más favorable, utilizando balones de compresión para separar las asas.
  • La primera radiografía suele tomarse a los 15 minutos de la ingestión . Las siguientes se toman, en general, a intervalos de 15-30 minutos, aunque depende de la rapidez del tránsito y de la cantidad de bario ingerida
  • El estudio del íleon es a menudo difícil y puede ser útil conseguir la repleción vesical para ayudar a separar las asas
  • La exploración finaliza cuando se observa bario en el ciego.

Enteroclisis:

  • Consiste en la perfusión regular y continua de una gran cantidad de bario (1000-1500 ml) diluida, mediante una sonda que se introduce por vía nasal y se coloca en el ángulo duodenoyeyunal. La perfusión se realiza a razón de 90-100 ml/minuto, la suspensión de bario se cuelga de un soporte de suero a 2 m del suelo. Cuando se opacifica la última asa se baja el ritmo de perfusión. Se realizan placas sucesivas con y sin balón de compresión.

Tránsito del ID mediante sonda:

  • Consiste en la inyección del contraste a través de una sonda duodenal (narizángulo de Treitz). Se inyectan unos 100 ml de bario al 50 % en 1 ó 2 minutos. El tránsito se realiza en 15-30 minutos

Doble contraste:

  • Este estudio requiere colocar una sonda en el duodeno distal e inyectar unos 300-500 ml de bario al 70 %. Posteriormente se insufla aire en cantidad variable

Tags:

Category: Abdomen, aparato digestivo y via biliar, Técnicas de Exploración Radiológica

Leave a Reply

Close
Siguenos en Facebook