Proyecciones de mamografía

| 23 julio, 2012 | 0 Comments

Proyecciones de mamografía

  • En un estudio mamográfico se puede distinguir entre las proyecciones consideradas como estándar (cráneo-caudal, oblicua medio-lateral y lateral) y las complementarias. Estas últimas se realizarán cuando el radiólogo lo crea oportuno para ayudar al diagnóstico (magnificada y localizada).

 

Proyección cráneo-caudal (CC):

  • Elevamos la mama por encima del plano del portachasis, traccionando hacia arriba y hacia fuera a la vez que la separamos de la pared torácica.
  • La compresión de la mama se realiza desde la zona superior y el eje del pezón debe ser perpendicular al borde del portachasis.
  • Es prioritario que se incluya la mayor cantidad de tejido mamario en esta proyección.

 

Proyección oblicua medio-lateral (OML):

  • Inclinamos el tubo de 30º a 45º. Elevamos la mama tirando de ella hacia delante, la axila debe quedar por encima del borde del detector, evitando que se produzcan pliegues en el tejido de la mama.
  • En esta proyección se debe incluir la mayor cantidad de tejido mamario. La mama queda representada desde la axila al pliegue inframamario.
  • Una vez realizada la compresión, debemos asegurarnos de que el pezón queda paralelo al detector.

 

Proyección medio-lateral o lateral (ML):

  • Inclinamos el tubo 90º de manera que el portachasis se sitúe en la cara externa de la mama. Se eleva la mama y tiramos de ella hacia delante.
  • Una vez realizada la compresión, debemos asegurarnos de que el pezón quede paralelo al detector.
  • En todo momento para evitar retraer la mama, el brazo de la mujer estará apoyado en el borde externo del portachasis.

 

Proyección localizada o focalizada:

  • Puede realizarse en cualquiera de las proyecciones anteriores.
  • Se comprime, exclusivamente, un área determinada de la mama con un compresor de menor tamaño.
  • La colimación no es necesaria, así se puede corregir la localización si esta no coincide con la zona deseada.

 

Proyección magnificada:

  • La magnificación se consigue acercando la mama al foco. Para ello contamos con la torre de magnificación.
  • Elevamos la mama por encima del plano de la torre, traccionando hacia arriba y hacia fuera a la vez que la separamos de la pared torácica.
  • Esta proyección produce un incremento de la dosis, por lo que es aconsejable colimar para reducir la radiación dispersa.

 

Proyección latero-medial:

  • Inclinamos el tubo 90º y el portachasis se sitúa en la cara medial de la mama, el haz de rayos X incide por la cara externa.
  • Se eleva la mama y tiramos de ella hacia delante.
  • Una vez realizada la compresión, debemos asegurarnos de que el pezón quede paralelo al detector.
  • Se pretende aproximar al detector las posibles lesiones mediales de la mama, para obtener mayor definición o nitidez.

 

Proyección caudo-craneal:

  • Inclinamos el tubo 180º, el portachasis se sitúa contra la parte superior de la mama.
  • Se eleva la mama por encima del plano de compresión y se tracciona hacia arriba y hacia fuera, separándola de la pared torácica, de modo que la mama quede apoyada sobre el compresor.
  • Debemos asegurarnos de que el pezón quede paralelo al detector. Se realiza para demostrar los tejidos de la porción superior de la mama

Proyección oblicua medio-lateral de la prolongación axilar:

  • Generalmente, el tubo tendrá una inclinación menor de 30º.
  • Se tracciona de la mama, separándola de la pared torácica, hacia arriba y hacia delante. Sólo se incluirá la prolongación axilar de la glándula mamaria.
  • Esta proyección permite la demostración de posibles lesiones localizadas en esa zona y se mejora la visualización de las adenopatías.

 

Proyección cráneo-caudal forzada o exagerada externa:

  • Elevamos la mama por encima del plano del portachasis, se tracciona hacia arriba y hacia fuera, separándola de la pared torácica.
  • La mujer se debe girar ligeramente hacia el lado contrario de la mama radiografiada. Se expone la parte externa de la mama.
  • Se mostrarán los tejidos más externos y axilares de la mama para visualizar posibles lesiones localizadas en esa zona.

 

Proyección cráneo-caudal con rotación:

  • Elevamos la mama por encima del plano del portachasis, se tracciona hacia arriba y hacia fuera, y a la vez que la separamos de la pared torácica se gira la mama axialmente para variar el ángulo de visualización.

Proyección cráneo-caudal del surco intermamario:

  • Elevamos las mamas por encima del plano del portachasis, se tracciona hacia arriba y hacia fuera, separándolas de la pared torácica.
  • Las dos mamas se apoyan sobre el portachasis y el haz de rayos se centra en el surco intermamario.
  • Esta proyección se realiza para demostrar el tejido mamario que se localice sobre el esternón.

Tags:

Category: Mama, Técnicas de Exploración Radiológica

Leave a Reply

Close
Siguenos en Facebook